Seguidores

jueves, 25 de diciembre de 2014

Eggnog para el cuento de Navidad {Una galleta, un cuento}

    Después de estos 24 días el Calendario de Adviento llegó a su fin, ya es Navidad.
 ¡¡Feliz Navidad!!
    Uno de los relatos de lectura obligatoria en este día es, sin duda alguna, el Cuento de Navidad (A Christmas Carol) de Charles Dickens. Y que mejor modo de hacerlo que con una reconfortante copa de Eggnog, algo tan habitual en la celebración de la navidad inglesa como el mismo relato, y que se utiliza para brindar por la buena salud.


    Este relato corto se publicó en diciembre de 1843, mismo año que se envió la primera tarjeta de Navidad y tres años antes de que la Reina Victoria y su familia introdujeran la costumbre del árbol en Gran Bretaña, está inspirado en las humillantes experiencias de su propia infancia y los aprietos sufridos por los pobres y sus familias.
    Cuento de Navidad cuenta la historia de Ebenezer Scrooge, un hombre extremadamente avaro y egoísta. Scrooge no quiere saber nada del espíritu navideño pero la visita de los fantasmas de la Navidad pasada, presente y futura durante la noche del 24 de diciembre le hacen cambiar de parecer, despertándose como un hombre nuevo.
    Parece ser que Scooge puede ser la personificación del invierno donde, al igual que el invierno es sucedido por la primavera y el resurgimiento de la vida, el personaje frío, egoísta y avaricioso de Scrooge se convierte en el benévolo, generoso y amable que fue en su infancia y juventud.
    Este cuento consiguió un inmediato éxito y el aplauso de la crítica, además fue una de las principales influencias para el resurgimiento de las antiguas tradiciones navideñas en Inglaterra tan añoradas después de haber estado prohibidas en tiempos de Oliver Cromwell. (Fuente : Wikipedia)
 
 

    
    Hay muchos cuentos entrañables que transcurren en Navidad pero tanto este relato como el del Cascanueces son, sin llegar a dudas, los más conocidos y difundidos en todas las latitudes. Es por eso que  el reto "una galleta, un cuento" no podía elegir una historia más adecuada para este día que, además, coincide con su día de publicación.
    Pensando que podía hacer para acompañar este relato, que fuera igual de tradicional en Gran Bretaña durante estos días, me acordé de este Ponche de huevo.
    La mayor parte de la gente se echaría las manos a la cabeza pensando en que este brebaje, con alcohol, pudiera ser ingerido por algún niño pero lo cierto es que era un remedio tradicional para contrarrestar los síntomas de los resfriados ya usado durante la edad media. Además era frecuente dárselo a los niños inapetentes por el aporte proteínico que contiene, anda que no me habré tomado yo tazas y tazas de este ponche!! jejjeje, pero también puedes no poner el brandy y añadir 1/4 de cucharadita de extracto de brandy o de ron para que no pierda ese sabor que le caracteriza. De hecho Fran, de quien he tomado la receta, no le añade nada de alcohol.


    Ingredientes :
  • 3 huevos
  • 1 yema
  • 55 g de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 l. de leche
  • 2 gotas de extracto de vainilla
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada molida
  • 1/4 de cucharadita de canela + una pizca molida para espolvorear
  • 60 g de nata líquida
  • 25 ml de brandy
    Poner la mariposa en el vaso del Thermomix. Añadir los huevos, la yema, el azúcar y la sal y mezclar 30 seg, vel.3 hasta que espume.
    Agregarla leche, el extracto de vainilla y las especias, mezclar 20 seg, vel.3 y cocinar 10 min, 70ºC, vel.3
    Dejar que la temperatura baje un poco y añadir la nata y el brandy y batir 2 min, vel.3 sin quitar la mariposa de las cuchillas.
    Dejar enfriar a temperatura ambiente y meter en la nevera por lo menos 2 horas.
    Servir en tazas o vasos espolvoreado con una pizca de canela molida. A mi me gusta sacar el ponche de la nevera un buen rato antes de ir a tomarlo para que se atempere y espolvorear con la canela justo antes de tomarlo.


    El no tener Thermomix no te impide degustar esta maravilla, tan solo tendrás que poner en un cazo todos los ingredientes, menos el brandy, y cocinar a fuego medio, removiéndolo constantemente sin que llegue a hervir para que no se corte, durante unos 10 minutos hasta que espese ligeramente. Una vez que esté hecho añadir el brandy y acabar siguiendo los mismos pasos que en la versión con Thermomix.

5 comentarios:

Teresa @ Aurea's Kitchen dijo...

Estos dias estuve un poquito desconectada de blogs asi que no pude comentarte. Nunca he probado esta bebida pero siempre me ha llamado la atención muchisimo.

Besos

Naikari Naika dijo...

¡Qué curioso este brebaje! jejejeje
Igual para los resfriados me lo apunto. Un beso

Noemi TodoCooking dijo...

Buena bebida para el invierno, así nos calentamos un poquito! Muy buena idea para el reto!

Leire - Cocina con gusto dijo...

Uauuuuu esto tiene que estar de vicio!!!!!!!!!!!!! me encanta

aranzazu sanchez dijo...

Qué bueno no he probado nunca ponche de huevo pero me apunto tu receta que seguro que a mi madre la encanta. Un beso,
http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/