Seguidores

jueves, 25 de septiembre de 2014

La cesta de Caperucita. Una galleta un cuento

    Aquí estoy de nuevo enganchada a un nuevo reto, jejjeje. Esta vez se trata de un reto un tanto distinto que nos propuso Patricia hace unos días, se trata de hacer cada participante algo que se pueda incluir en una mesa temática relativa al cuento que se elija cada mes.
    Este mes el cuento elegido ha sido el de Caperucita Roja y tuve claro que era lo que iba a preparar desde que Patricia nos envió el mail. No iba a ser algo dulce pero si algo que me pareció muy divertido y que podía incluirse muy bien en una mesa temática.
    Como ya sabéis Caperucita iba a llevar una cesta con comida a su abuelita que estaba en cama así que mi propuesta es precisamente esa : la cesta de Caperucita. Pero en su interior no lleva solo comida para la abuelita sino una rica merienda para los niños.


    La idea de las cestitas la vi en el libro de "La receta de la felicidad".

    Ingredientes :
  • 1 lámina de masa quebrada comprada
  • 1 paquete de mini choricitos
  • 1 paquete de mini fuets
  • 1 bolsa de mini-babybel
    Precalentar el horno a 200ºC.
    Extender la masa quebrada, mejor si es rectangular, y partirla por la mitad. Dejar una mitad sobre el mismo papel donde viene envuelta y cortar en tiras de 1 cm sin llegar al final.
    Levantar la mitad de las tiras de modo alterno para hacer un enrejado. Cortar la otra mitad en tiras de 1 cm. Poner una de estas tiras sobre las otras que no tenemos levantadas. Bajar las tiras levantadas y levantar las que están abajo. Poner encima otra de las tiras cortadas aparte y repetir. Contado así es bastante lioso pero en esta entrada de SandAe tenéis un magnífico paso a paso de como hacerlo (pinchar aquí)
    Cortar círculos de masa un poco más grandes que los cuencos refractarios que vayáis a utilizar.


    Engrasar la parte de atrás de los cuencos y colocar los enrejados sobre ellos, apretando ligeramente para que tomen forma. Yo utilicé una bandeja metálica de hacer muffins puesta del revés.
    Cortar los bordes de la masa  y pegar, con un poco de agua, una tira alrededor a modo de reborde para que quede mejor rematado. Con los restos hacer tiras finas y trenzarlas para hacer las asas. Cortar del mismo tamaño que la mitad del diámetro del borde.
    Poner sobre una bandeja de horno forrada con papel y cocer durante unos 20 minutos hasta que estén dorados.
    Sacar del horno y dejar enfriar 10 minutos antes de desmoldarlos. Dejar enfriar completamente sobre una rejilla.


    Solo nos quedará rellenarlos con un mini chorizo, un mini fuet y un quesito y la merienda estará servida. Bon appétit!!

15 comentarios:

Teresa @ Aurea's Kitchen dijo...

Que original!!! Por aquí nunca vi esos mini fuet y mini choricitos, es más, al principio crei que los habías hecho con fondant jaja.

Besos

Blanca Arias dijo...

Hola Vivi, te he conocido gracias a Caperucita Roja. ¡Qué original tu propuesta! Me ha encantado. Felicidades y me quedo por aquí. Besos. Blanca de tuvesyyohago.blogspot.com

Eva Macià dijo...

Qué cestitas más monas y divertidas!! y encima buenas, una idea genial! un beso!

Julia. Petites Sucreries. dijo...

Que monada de cestitas, me encanta la idea. Un beso

Leire - Cocina con gusto dijo...

Con gusto me comía yo una cestita con todo lo que lleva, mmmm

Loles San Bartolomé dijo...

Ha sido ver la cesta y se me ha hecho la boca agua, tienen que estar ríquisimas.

Naikari Naika dijo...

¡Qué paciencia para hacer la cesta! Eso sí, te ha quedado genial.
Un beso

adriana baigorri soria dijo...

Qué genial las cestitas!! agusto me comía una ahora mismo!! una idea genial! un besito

Olga IdeandoArt dijo...

Pero qué original y qué merienda más rica :-)

Besitos

Elena diaz dijo...

Me encantan estas cestitas! Chulisimas!

Noemi TodoCooking dijo...

Me han encantado las cestitas y sobre todo el relleno, todo un detallazo ibérico con ese choricillo y mini fuet!! Muy originales!

abril dijo...

Qué chulas éstas cestitas, fantástica elaboración!
Muy bien Vivi!

Patricia Blanco Budia dijo...

Vivi!! Qué te voy a decir!! ME encantan!!! Porque en las fiestas no todo tiene que ser dulce y esas cestitas son superchulas y super ricas. Quedarían geniales!!! Muchísimas gracias por participar, corazón. Un besote!!

Minerva Aurora dijo...

La idea es buenísima. Todos queremos una cestita de caperucita! Para comernos el embutido mejooor!

tu petit dijo...

me encantan! repito, me encantan!