Seguidores

miércoles, 15 de febrero de 2012

Croquetas de cabrales con salsa de membrillo

    Desde hace mucho tiempo cada vez que voy a Valladolid no puedo dejar de pasar por "la taberna taurina" a comer unas cuantas de sus riquisimas croquetas. Si ricas están las croquetas aún las hace más sabrosas las salsitas que las acompañan : de jamón y huevo duro con salsa de roquefort, de chorizo y queso con salsa barbacoa... uno no sabe por cual decidirse, aunque Yo lo tengo bien claro, para mí las mejores con diferencia son las de cabrales con salsa de membrillo. Estas me vuelven loca, ummmm!
   

    Cuando leí que la propuesta de "la recepta del 15", el maravilloso evento creado por Xavier y Sandra de "Els fogons de la Bordeta" y Marina de "Xocolata desfeta", para este mes eran croquetas supe automáticamente que estas eran las que iba a intentar hacer, llevaban demasiado tiempo en la lista de pendientes y había llegado el momento de sacarlas a la luz, jejeje.


    Y el resultado es exquisito... no es porque las haya hecho Yo pero están para morirse, la mezcla de sabores es espectacular.
    Ingredientes :
  • 300 ml de leche
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas colmadas de harina
  • 100 g de queso de cabrales
  • sal
  • 1 huevo
  • pan rallado
  • Aceite para freír
    Para la salsa de membrillo :
  • 100 g de dulce de membrillo
  • 1 chorrito de agua (Yo le puse un par de cucharadas)
  • 1 pizca de sal
    Primero nos vamos a poner con la masa de las croquetas. Calentar el aceite y rehogar la harina hasta que esté bien dorada para que no sepa a crudo después.
    Verter la leche caliente y remover constantemente. Añadir el cabrales cortado en cuadraditos pequeños y remover constantemente para que no se agarre la bechamel. Rectificar de sal y dejar espesar.
    Verter la masa en una bandeja para dejar enfríar tapada con plástico de cocina para que no se forme costra. Yo lo que suelo hacer es preparar la masa, dejarla enfríar un poco y meterla en la nevera  durante toda la noche.
    Sacar la masa de la nevera para que se atempere mientras nos ponemos a hacer la salsa. Poner en un cazo el membrillo cortado en trozos. Añadir una cucharada de agua y dejar que se deshaga a fuego muy lento. Cuando el membrillo esté totalmente deshecho ir agregando agua poco a poco hasta que la salsa tenga la consistencia que queramos conseguir, sin dejarla demasiado fluida. Ponerle un puntito de sal.
    Yo utilicé un dulce de membrillo casero que me regaló mi prima Maribel. Era lo último que me quedaba así que estoy deseando que regrese el otoño para que vuelva a hacer y me puede regalar un poquito más... es que le sale delicioso, jejeje.
    Reservamos la salsa en caliente mientras envolvemos las croquetas.
    Batir el huevo. Coger porciones de masa y pasarlas por pan rallado, el huevo batido y, nuevamente, por el pan rallado. Freír las croquetas en aceite bien caliente y dejarlas escurrir sobre papel de cocina para retirarles el exceso de grasa.
    Servir bien calientes acompañadas con la salsa reservada.


    Madre mía, están de toma pan y moja, la combinación de sabores es total... ¿os apetece un mordisquito?



12 comentarios:

el taller de cuina dijo...

Pues yo viví 2 años en Oviedo, y soy fan incondicional del cabrales y el membrillo. Además las croquetas me chiflan des de siempre. Esta es mi receta!!!! me la llevo.
Petonets

Els fogons de la Bordeta dijo...

Que chulada de croquetes! Y mira que no soy muy quesera, pero la combinación con la salsita de membrillo la encuentro fantástica!!
Muchas gracias por participar!
besos
Sandra

carmen dijo...

Vivi, te han quedado muy bien, yo un día hice unas croquetas de roquefort, y al freirlas el queso se iba fundiendo, y se me deshicieron, me quedaron fatal.
besos,

Alba dijo...

Jooooeeee, con lo que me gustan las croquetas!!!!!!!Y encima le pones esa salsita de membrillo que tiene que darle un contraste dulce-salado muy bueno!Ñaaam!
Un saludo!

Rocio Valle Gonzalez dijo...

dios miooooo!! vivi, y yo sin saber que esto existia!! con lo que me gusta el queso.. y el cabrales, horroroso, me puedo comer un queso entero!! que maravilla, si no ganas... yo te planto un monolito en la plaza de enfrente de mi casa!! espectacular! gracias por enseñarnos esta delicia! :)

macbetcris dijo...

Que buenas!!
Que combinación más rica!
Hoy he descubierto tu blog me quedo un ratito ;)
Un abrazo.

Nani Labradoor dijo...

Que ricas tiene que estar estas croquetas, creo que me voy animar hacerlas y te cuento. Un besote!!

Maite dijo...

Pues no sé si me quedarán como las tuyas, pero éstas las tengo que probar fijo!
Qué ricura...
Bestoes

Encontrar la Felicidad en Pequeños Detalles dijo...

Apuntada queda esta receta, que en semana santa me voy a Asturias y me traere un buen cabrales!!! yuhu!!! ;-)
Un besote guapisima
Sònia

BlueLady dijo...

Pues si que me apetece si, tomo nota que se ven bien ricas. Bueno, por Valladolid paso algunas veces, ya preguntaré por esa taberna...
Besitos.

Catieu dijo...

Me llevo tu receta!!! Es espectacular!! Que combinación de sabores, delicosas!!
Besitos

thermo dijo...

A mi un mordisquito no, me apetece comer varias jajjaja
Riquísimas.
besos.