Seguidores

lunes, 28 de noviembre de 2016

Hinojo caramelizado y batata rellena de ricotta especiada

    Cuando comes todos los días fuera de casa tienes que agudizar el ingenio para que las comidas no lleguen a ser aburridas y si, además, consigues que estas sean sanas, divertidas y ricas mejor que mejor.
    Cuando descubrí esta receta tuve claro que tenía que prepararla sí o sí y, desde luego, no me equivoqué en absoluto, menuda delicia de plato.


    Hace tiempo que quería publicarla pero no me da más la vida y no había tenido demasiado tiempo.

    Ingredientes :
    Para las batatas
  • 2 batatas grandes
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • Sal gorda
  • 1 ramita de tomillo
    Para el hinojo
  • 1 cucharada de mantequilla 
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • 2 bulbos de hinojo medianos
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 puñado de semillas de hinojo
  • 150 g de ricotta
  • Ralladura de lima kaffir
  • Escamas de sal negra
  • Pimiento d'Espelette molido
  • Un poco de eneldo fresco para espolvorear
    Precalentar el horno a 200º c.
    Lavar las batatas y pincharlas con la punta de un cuchillo. Untarlas con un poco de aceite de oliva y poner cada una sobre un trozo de papel de aluminio. Espolvorear con un poco de sal gorda y poner la mitad de la rama de tomillo sobre cada batata y cerrar ambos paquetes. Hornear durante 50 minutos. Comprobar que estén tiernas pinchando con una aguja. Reservar.

    Lavar los bulbos de hinojo y cortarlos en rodajas. Pelar y cortar en láminas los ajos.
    Poner en una sartén el aceite y la mantequilla y dorar los ajos y las rodajas de hinojo por ambos lados. Retirar y añadir en la misma sartén el azúcar dejando que comience a tomar color de caramelo rubio. Introducir de nuevo las rodajas de hinojo y de ajo en la sartén, espolvorear con las semillas de hinojo y mover ligeramente para que se recubra todo con el caramelo. Repartir en los platos y espolvorear con un poco de eneldo.


    Sacar las batatas del papel aluminio, partirlas por la mitad y colocarlas en los platos junto al hinojo. Repartir el ricotta encima de cada mitad y espolvorear con la ralladura de lima, las escamas de sal negra, el pimiento d'Espelette y unas ramitas de eneldo fresco.


    Servir bien caliente y preparaos para disfrutar de lo lindo.


    Fuente : Revista Slowly Veggie

martes, 15 de noviembre de 2016

Neapolitan Bundt Cake para el National Bundt Cake Day

    Los días pasan volando, sobre todo cuando no se tiene demasiado tiempo, así que ya hemos llegado a mitad de mes y en nada tenemos ahí la Navidad. Pero bueno, antes de ponernos a preparar turrones y demás recetas navideñas, hoy lo que nos ocupa es la celebración del National Bundt Cake Day que yo no me iba a perder.
    Llevo ya varios años horneando para este día como si fuera algo nuestro, aunque ¿acaso no es muy nuestro celebrar todo lo que se nos ponga por delante? Pues eso, que ya son muchos bundts los que he preparado para celebrar este día y este, aún sin casi tiempo, no iba a ser una excepción. Me encantan estos bizcochos y mucho más los moldes que se usan para hornearlos, son taan taaan bonitos!! Ya tengo una buena colección pero, sin duda alguna, uno de los que más me gustan es el Heritage de Nordic Ware, esas aristas tan perfectas son una pasada. Y es por eso precisamente por lo que le he elegido para esta ocasión.


    Además me apetecía rizar el rizo y probar la técnica que emplea Olivia, de Liv for Cake, en su Two-Toned Bundt, eso de poner cada arista de un color tenía ganas de probarlo yo desde que lo descubrí. Me pareció que un Neapolitan le iría más que bien.


    Un neapolitan hace referencia a los helados que llevaron los napolitanos al emigrar a EEUU que eran de chocolate, vainilla y fresa. Vamos, como los helados de corte de aquí de toda la vida, y nosotros sin saber que esos tenía un nombre, jejjeje.

    No me ha salido tan perfecto como a Olivia pero todo será cuestión de practicar, jejjeje, que ya sabéis que soy muy cabezona y cuando se me mete una cosa en la cabeza no paro hasta que lo consigo.


    Ingredientes :
  • 450 g de harina
  • 5 g de levadura química
  • 3 g de bicarbonato sódico
  • 310 ml de aceite de girasol
  • 400 g de azúcar
  • 4 huevos L
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 250 ml de buttermilk
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 15 g de cacao en polvo sin azúcar
  •  2 cucharaditas de pasta de fresa
  • 1 pizca de colorante rojo (usé Extra Red de Sugarflay)

    Precalentar el horno a 170º C.
    Engrasar el molde elegido con mantequilla o con spray desmoldante.
    Tamizar la harina junto a la levadura, el bicarbonato y la sal y reservar.
    En un bol, batir el azúcar junto al aceite hasta que se integre. Añadir los huevos uno a uno batiendo hasta integrar entre cada adicción. Agregar la vainilla y seguir batiendo.
    Reducir a velocidad lenta y añadir la harina de tres veces alternando con el buttermilk sin trabajar en exceso.
    Repartir la masa en tres boles. En el primero no añadiremos nada y será el sabor de vainilla.
En el segundo echaremos la pasta de fresa y el colorante y removeremos hasta que el color esté uniforme. En el tercero tamizaremos el cacao e integraremos totalmente.
    Meter cada masa en una manga pastelera y comenzar a rellenar cada arista de un color, en esta entrada encontraréis el maravilloso tutorial de Olivia con el que lo tendréis más claro, hasta terminar con las masas. Alisar la superficie y hornear, a media altura, durante aproximadamente 60 minutos o hasta que al pinchar con una brocheta esta salga limpia.
    Sacar del horno y colocar sobre una rejilla. Dejar reposar 10 minutos antes de desmoldar y dejar que se termine de enfriar sobre la rejilla.


    Con este bundt participo en el sorteo organizado por I love Bundt Cakes y Le Cuine
 para celebrar el #nationalbundtcakeday2016 en la categoría Bundt Cake con chocolate.

sábado, 5 de noviembre de 2016

Penne rigate alla amatriciana. Receta de Massimo Bottura {Reto Cooking the Chef}

    Tres meses son mucho tiempo, demasiado diría yo, así que, tras este largo y obligado paréntesis, ya iba siendo hora de retomar las publicaciones del blog.
    En estos más de tres meses no he tenido tiempo para demasiadas cosas salvo para pensar, de hecho he pensado seriamente en no seguir adelante con el blog pero, siempre hay un pero y en este caso lo hay por fortuna para mí, también he pensado que por qué tenía que renunciar a algo que me gusta tanto tantísimo. Esto me ha hecho replantearme hacia donde va el blog, que es lo que quiero que esté en él realmente y, sobre todo, por y para que lo cree.
    Los que me conocéis sabéis que una parte importante en él son los retos ya que, gracias a ellos, he aprendido mucho y me he atrevido a preparar cosas que si no en la vida hubiese cocinado. Hay una frase que lo puede resumir : son los que me han hecho crecer gastronómicamente. Así que, que mejor manera para retomar las publicaciones que hacerlo con uno de los que más me gustan y me inspiran, Cooking the Chef.
    Este mes tocaba Chef internacional y el elegido ha sido Massimo Bottura, vamos algo facilito (tono totalmente irónico) no en vano es el chef de "Osteria Francescana", actualmente, mejor restaurante del mundo... ahí es ná.


    Como ya llegaba algo tarde para el reto he elegido una receta de las menos complicadas, aunque me he guardado alguna otra para cuando consiga organizarme y cuente con algo más de tiempo. Además me ha gustado que, tras el terremoto que asoló Amatrice, esta se ha convertido en una receta solidaria, en muchos restaurantes de todo el mundo se donaban 2 € para su reconstrucción cada vez que se servía este plato. Bottura se sumó a esta iniciativa desde el bistró Franceschetta58 de Módena con su peculiar receta, la original no lleva vinagre balsámico, donando 5 € a la Cruz Roja por cada plato alla amatriciana servido.



    Ingredientes :
  • 400 g de penne rigate (macarrones rayados)
  • 250 g de panceta
  • 1 cebolla
  • Vinagre balsámico de Módena
  • 70 g de queso parmesano rallado
  • 120 g de queso pecorino rallado
  • 3 tomates de pera grandes
  • 1 bote de 390 g de tomate pelado troceado

    Volcar el bote de tomate troceado sobre un colador puesto sobre un bol para recoger el jugo. Colocar el contenido del colador en un bol y pesar, añadir parte del jugo hasta que llegue a 300 g. Triturar y reservar, esto será la pulpa de tomate.
    Dorar la panceta cortada en trocitos, en una sartén a fuego muy lento, hasta que quede bien crujiente. Retirar escurriéndola de la grasa y reservar.
    En la misma sartén, retirando la mitad de la grasa que haya soltado la panceta, dorar la cebolla a fuego muy lento durante unos 45 minutos. Verter un buen chorro de vinagre y terminar de cocinar. Debe quedar bastante seco.
    Cortar los tomates en trocitos pequeños y añadir junto a la pulpa de tomate. Dejar cocer durante 30 minutos. Cuando falten unos 5 minutos agregar la panceta dorada reservando una poca para decorar el plato.
    Mientras, cocer la pasta en abundante agua poco salada, y, cuando esta esté algo dura todavía, escurrir y añadir a la sartén para que se termine de cocer junto al tomate.
    Agregar los quesos y remover con cuidado hasta que esté totalmente integrado.


    Servir en los platos repartiendo la panceta dorada reservada por encima y espolvorear con un poco más de queso parmesano, en este caso yo se lo puse en láminas.

    El resto de las aportaciones del reto podéis verlas aquí.

    Fuente : XLSemanal

domingo, 31 de julio de 2016

Mousse de chocolate, jengibre y plátano, sin azúcar {Reto Cocinillas Lok@s por Lorraine}

    Se nota que es verano, las publicaciones en la blogosfera se ralentizan, hace demasiado calor para pasarse horas en la cocina y solo apetecen comidas fáciles y rápidas de hacer.
    Este postre cumple todos los requisitos para ser el rey en estos días ya que es suave, rico, lleno de energía y se hace en un plis plas. Una maravillosa receta, ideada por Lorraine Pascale, la que los cocinillas hemos elegido como reto para este mes de Julio.


    Los ingredientes no son los más habituales para este tipo de preparación, ya que no lleva ni mantequilla ni gelatina ni azúcar, en este caso la grasa se la aportan los aguacates, la firmeza los plátanos y el dulzor los dátiles. Pero no te asustes que, a pesar de esto, está rico rico.


    Ingredientes :
  • 2 plátanos maduros
  • 2 aguacates maduros
  • 125 g de dátiles de Medjool
  • 75 g de cacao sin azúcar en polvo
  • 2 cucharaditas de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre fresco rallado muy fino
    Deshuesar los dátiles. Pelar los plátanos y trocearlos. Pelar, deshuesar y trocear los aguacates.
    Triturar todos los ingredientes, yo lo hice en Thermomix en vel.5, sin tiempo, hasta conseguir una textura de mousse, espesa y suave.
    Rellenar con la mezcla 6 vasitos  pequeños y meter en la nevera durante, por lo menos, una hora para que se enfríen y tomen cuerpo.
    El consejo de Lorraine es que se consuman dentro de las 24 horas siguientes ya que, pasado ese tiempo, los plátanos empezarán a amargar. Yo no os puedo decir si eso es cierto ya que en mi casa, aunque a los peques no les gustaron demasiado, las mousse volaron, jejjeje. Vamos que me he puesto las botas, menos mal que sale poca cantidad.
    Fuente : Lorraine Pascale


    Y, como cada mes, solo me queda dejaros la portada creada por Blanca y los enlaces al resto de aportaciones.


    Susana de Té con limón y canela
    Natalia de Paladares {Sabores de Nati}
    Alicia de Pan, uvas y queso
    Bea de Sweet Cookies by Bea
    Mavi de Mandarinas y Miel

viernes, 15 de julio de 2016

Peanut Butter Blossom Cookies

    Sé que muchos pensaréis que encender el horno con estos calores es una temeridad pero a mí, el no hacerlo, me llega a provocar un estado de ansiedad tal que no es fácil de describir... es tal el mono que me entra que en mi casa prefieren encender el aire acondicionado a aguantar mi mal humos, jejjeje.
    Bueno, pues aprovechando que las temperaturas han bajado ligeramente me he lanzado como una posesa y he hecho estas galletitas, cuya receta tenía guardada en pendientes hace bastante tiempo, ya que por fín conseguí encontrar los bomboncitos originales, los Kisses de Hershey de chocolate con leche. Aunque si no puedes encontrarlos puedes rellenarlas con un poco de Nutella y estarán igual de buenas.


    Estas galletas fueron ideadas por Freda Smith en 1957 para presentarlas al Pillsbury Bake-Off y, aunque no resultaron campeonas en el concurso, se supieron ganar con creces a los amantes de las galletas siendo, en este momento, una de las más populares de los EEUU
    Ahora Hershey también hace Kisses de una gran variedad de sabores lo que ha dado lugar a que surjan diferentes variantes de estas galletas pero, de momento, aquí solo se pueden encontrar los de chocolate con leche y con bastante dificultad... ojalá esto cambie pronto.


    Ingredientes :
  • 90 g de mantequilla de cacahuete, a temperatura ambiente
  • 35 g de azúcar moreno
  • 35 g de azúcar
  • 60 g de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 100 g de harina
  • 15 ml de leche
  • 1 huevo pequeño (35 g)
  • 1/2 cucharadita de vainilla en pasta
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 pizca de sal
  • 35 g de azúcar para rebozar
  • 24 Hershey's Kisses
    Batir la mantequilla hasta que esté cremosa. Añadir la mantequilla de cacahuete y los azúcares y seguir batiendo hasta que la mezcla esté espumosa.
    Agregar el huevo y la vainilla en pasta e integrar. Verter la leche y batir hasta que la crema esté uniforme.
    Tamizar la harina junto al bicarbonato y la sal e ir añadiéndosela a la mezcla anterior. Trabajar justo hasta que esté integrado, tapar con film de cocina y refrigerar por lo menos 1 hora.
    Precalentar el horno a 190º C con aire.
    Ir formando bolas con la masa, rebozarlas en el azúcar, y colocarlas en una bandeja de horno, forrada con papel, dejando espacio entre ellas.
    Meter en la zona baja del horno de 8 a 10 minutos, hasta que se vean ligeramente doradas.
    Sacar e, inmediatamente, colocar un bomboncito en el centro presionando un poco hasta que la galleta comience a agrietarse. Pasar a una rejilla para que se terminen de enfriar.


    Si las fueráis a rellenar con Nutella hacer una bolita de papel aluminio y presionar con ella el centro hasta que se comience a agrietar. En este caso dejarlas enfríar sobre la rejilla antes de rellenar, con ayuda de una manga, con la crema.

    Fuente : Food and Cook

martes, 5 de julio de 2016

Ensalada de endivia, queso de cabra, fresas y piñones de Gordon Ramsay {Cooking the Chef}

    Llegaron los calores y con ellos las ganas de tomar comidas ligeras al llegar a casa del trabajo. La verdad que a mi no me desagrada tomar, de vez en cuando, un plato de cuchara, aunque mientras me lo como vayan surcando mi cara chorreones de sudor, pero lo normal es que deje en la nevera platos preparados para comer al día siguiente. Este ha sido el caso de esta ensalada, una riquísima propuesta sacada del libro "Mi cocina casera" de Gordon Ramsay.


    Este no es el primer plato que realizo de ese libro ya que hace tiempo cociné una deliciosa crema de brócoli, Stilton y pera, aunque entonces solo sabía que era de este Chef ya que la saqué de la revista Saveurs, y no será el último ya que tengo más de 10 marcadores señalando recetas para preparar, jejjeje.


    Como para este mes A&A, las chicas de Cooking the Chef, eligieron como Chef Internacional a Gordon Ramsay tuve claro que esta iba a ser mi aportación.


    Ingredientes :
  • 2 endivias
  • 100 g de rúcula
  • 150 g de fresas 
  • 50 g de piñones
  • 200 g de queso de cabra tierno
  • Sal 
    Para el aliño*
  • 1/2 cucharada de vinagre de Jerez**
  • 1 y 1/2 cucharadas de vinagre de frambuesa
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de azúcar
    *Yo hice la mitad del aliño ya que me pareció demasiado, en la receta original pone el doble de las cantidades indicadas
    **En la receta original el Chef Ramsay añade vinagre de vino tinto pero yo no tenía así que le puse de Jerez


    Lavar las fresas, secar, retirar el rabito y cortarlas en cuartos a lo largo. Reservar.
    Tostar los piñones ligeramente en una sartén sin grasa a fuego medio, teniendo cuidado de que no se quemen.
    Cortar la base de las endivias y separar las hojas. Limpiarlas y ponerlas en una ensaladera.
    Lavar la rúcula, escurrir y secar. Colocar sobre las hojas de endivia y mezclar ligeramente.
    Esparcir las fresas cortadas sobre las hojas de ensalada y espolvorear los piñones por encima.
    Cortar el queso en trozos, de tamaño aproximado al de los cuartos de fresa, y colocar por encima de la ensalada.
    Cuando se vaya a servir, poner los ingredientes del aliño en un frasco con tapa de rosca. Cerrarlo y agitar bien hasta que la mezcla esté emulsionada. Regar con ella la ensalada y espolvorear un poco de sal por encima.


    Servir enseguida.


    Cada vez me gusta más incluir frutas de temporada en las ensaladas, quedan totalmente exquisitas tanto las frutas como las ensaladas. Os atrevéis a probar??
    Y si queréis ver las maravillas que han preparado mis compis de reto solo tenéis que pinchar aquí.

viernes, 1 de julio de 2016

Ensalada de hinojo, espárragos verdes y Halloumi a la plancha al aceite de cilantro #Ponunaensalada 2016

    Cada vez llevo peor los finales de curso, no se si será porque me estoy haciendo mayor o porque mi salud no está como para lanzar cohetes, pero el caso que no llego a hacer todo lo que me gustaría. Es por esto que este año llego por los pelos, en el último día, a participar en el reto más saludable del verano, el #Ponunaensalada que se celebra por cuarto año consecutivo. Comenzamos el mes con una receta de esas que apetece comer al llegar a casa con estos calores, fresca pero con el punto templado que le da el acompañar la ensalada con este sabroso queso griego, el Halloumi, pasado por la plancha.


    Con esta ensalada participo en #Ponunaensalada2016 que organiza Sugg-r and some Salt con la colaboración de Makro, Koldo Royo & Afuegolento.com, Coc-korikóLafiore, Quely, Aubocassa, Santiveri, Larousse Editorial y Un huerto en mi balcón.

 
    Ingredientes :
  • 250 g de Halloumi
  • 1 bulbo de hinojo
  • 1/2 manojo de espárragos verdes gruesos
  • 1 ramita de apio
  • 2 cucharadas de cilantro fresco
  • 1/2 limón
  • 125 ml de aceite de oliva 
  • Sal
  • Mezcla de 4 pimientas
  • 1 puñado de aceitunas de Kalamata
    Lavar, secar y picar finamente las hojas de cilantro. Verter el aceite en un cazo junto con el cilantro picado y poner a fuego lento unos minutos hasta que esté templado (45ºC si controlas la temperatura con un termómetro de cocina). Apartar del fuego y dejar reposar hasta que se enfríe. No necesitarás todo el aceite, lo que te sobre debes guardarlo en una botella previamente esterilizada.
    Lavar las verduras. Retirar los tallos verdes del bulbo de hinojo. Cortar las partes más duras de los espárragos. Quitar las hojas y la base de la ramita de apio y retirar los hilos.
    Cortar las verduras muy finas con ayuda de una mandolina sobre un bol y mezclar delicadamente. Repartir la mezcla entre los platos y colocar las aceitunas por encima.
    Exprimir el medio limón, colar y reservar.
    Cortar el Halloumi en lonchas. Pasarlas por la plancha, a fuego medio y sin añadir grasa alguna, hasta que estén dorados por ambos lados. Colocar tres lonchas en cada plato y salpimentar tanto el tartar de verduras como el queso. Regar con un hilo del aceite de cilantro y un chorrito de zumo de limón y servir inmediatamente.


    La ensalada original no llevaba aceitunas pero cuando fui a comprar el queso las vi con tan buena pinta que no me pude resistir a llevarme unas pocas para casa y, además, están tan tan ricas...

    Fuente : Revista Saveurs Nº229