Seguidores

domingo, 25 de mayo de 2014

Fingers de pollo crujiente con kikos

    Ya estamos aquí de nuevo, enfundados con la media en la cabeza y puestas las zapatillas de no hacer ruido, de nuevo dispuestos a no dejar títere con cabeza. Ha llegado el último domingo de mes y eso quiere decir que toca asalto, de nuevo han irrumpido en las redes los AsaltaBlogs.
    Este mes tocaba asaltar a Mara así que el robo ya lo tenía perpetrado, casualmente la semana anterior a que Conxy anunciara a quién tocaba desvalijar la cocina este mes, había estado de visita por su blog y me había llevado una receta con la que los niños, y los no tan niños, hemos disfrutado de lo lindo.
    Su receta no es otra que la de crujiente de pollo con kikos una receta rica, rápida y sin complicaciones.
    Así que no me enrollo más, aquí os dejo mi versión


    Las únicas variaciones que le he hecho han sido la forma de cortar el pollo, en mi caso en tiras, y que solo las he rebozado con clara de huevo. Además las he horneado en vez de freírlas, para que quedaran más ligeras, y las he acompañado de salsa barbacoa por petición familiar, jejjeje, en casa esa salsa va que vuela no me explico como les puede gustar tanto.


    Ingredientes :
  • 2 pechugas de pollo
  • 1 paquete de kikos (125 g)
  • 2 claras de huevo
  • Sal 
  • Pimienta negra de molinillo recién molida
  • Aceite en spray
  • Salsa barbacoa para acompañar
 
    Precalentar el horno a 220º C.
    Triturar los kikos sin llegar a hacerlos polvo del todo, tienen que quedar trocitos para que así quede más crujiente, Yo le dí un par de golpes de turbo en la Thermomix.
    Cortar las pechugas en tiras tan largas como un dedo y de unos 2 cm de grosor y salpimentar.
    Batir las claras ligeramente y bañar las tiras de pollo en ellas. Rebozar por los kikos triturados apretando un poco para que queden bien pegados.
    Disponerlos sobre una bandeja cubierta con papel y rociarlos con un poco de aceite en spray.
    Hornear unos 10 minutos. Dar la vuelta a todos los trozos, volver a rociarlos con el aceite en spray y hornear otros 10 minutos.
    Dejar reposar durante un ratito con la puerta del horno entreabierta para que no se enfríen del todo.


    Servir acompañado de la salsa barbacoa.

jueves, 8 de mayo de 2014

Appelflap o appelflappen

    Aquí os traigo una nueva aportación al reto de FoodBloggers Trotamundos para este mes desde donde Mara y Aisha nos invitan a viajar por la tierra de los tulipanes, Holanda, de la mano de Sonia de L'Exquisit.
    En esta ocasión se trata de unos sencillos hojaldres de manzana y frutos secos, los appelflap. Sonia nos cuenta que son realmente típicos de la gastronomía más popular aunque ella nos presenta una versión de luxe añadiendo crema pastelera en el relleno. Como la idea me gustó Yo también se la he incluido pero, sin embargo, le he cambiado las almendras laminadas por nueces troceadas.


 Ingredientes :
  • 1 plancha de hojaldre
  • 2 manzanas (use manzanas golden)
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 16 g de azúcar avainillado
  • 3 cucharadas de pasas rubias sin pepitas
  • 2 puñaditos de nueces
  • 8 cucharadas de crema pastelera
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 huevo para pincelar
  • Azúcar moscabado fino para espolvorear
 
    Pelar, descorazonar y cortar en trocitos las manzanas. Trocear las nueces.
    Poner en un cazo,a fuego lento, las manzanas, las pasas, el azúcar avainillado, el zumo de limón y 1 chorrito de agua. Dejar cocer durante unos 5 minutos.
    Mezclar con las nueces, la canela y la crema pastelera. Dejar enfriar.
    Extender el hojaldre y cortarlo en cuadrados de unos 10 cm de lado. Yo usé una plancha de hojaldre rectangular que dividí en 16 trozos más o menos cuadrados.
    Repartir la mezcla ya fría sobre los cuadrados de hojaldre y doblar en forma triangular. Sellar con un tenedor y colocarlos sobre una placa de horno cubierta con papel.
    Meter en la nevera mientras se calienta el horno que pondremos a 200º C.
    Cuando haya cogido la temperatura pincelar ligeramente los appelflap con el huevo batido, introducir la bandeja a media altura y dejar hornear unos 18 minutos hasta que estén dorados.
    Se pueden comer tibios o fríos, de ambas maneras están para chuparse los dedos.


    Y unos hojaldres tan especiales no podía presentarlos en otro cacharrito que no fuera igual de especial para mi, un bol hecho por mi Sonia en su extraescolar de cerámica, ¿a que es precioso? Y el mantelito me lo hizo mi madre, ¡ainsss, que se me cae la baba!, jejjeje.

Ensalada holandesa de huevo

    Después de mis peleas con el ordenador por fin puedo ir poniéndome poco a poco al día en relación con las entradas de los retos en que me gusta participar. Es por ese motivo, y porque hoy es el último día para presentar las aportaciones al reto de FoodBloggers Trotamundos, por el que cual hoy toca doble ración de entradas.
    En esta ocasión Mara y Aisha nos invitan a viajar por la tierra de los tulipanes, Holanda, desde donde Sonia de L'Exquisit nos ha propuesto preparar unas verdaderas joyas de la cocina.
    En primer lugar he elegido su propuesta de una ensalada que fresquita está riquísima, ideal para preparar ahora que parece que ya tenemos asentado el buen tiempo.


    Es tan fácil de preparar que hasta un niño podría hacerlo. Además que se prepara con ingredientes que habitualmente tenemos en casa.


    Ingredientes :
  • 1 huevo XL
  • 1 cucharada de mahonesa
  • 1 cucharada de cebollino fresco picado
  • 1/4 de cucharadita de mostaza de Dijon (usé mostaza inglesa)
  • Sal
  • Pimienta negra de molinillo recién molida

    Cocer el huevo durante unos 10 minutos. Refrescarlo en agua fría para poder pelar con más facilidad.
    Dejar enfriar y pelar. Cortar en trocitos pequeños y poner en un bol.
    Añadir el resto de los ingredientes, salpimentar y mezclar.
    Refrigerar hasta que se vaya a consumir.


    Acompañar de galletas crackers o rebanaditas de pan tostado.
    Otra buena forma de presentar esta ensalada de manera individual es poniéndola dentro de pequeños volovanes o tartaletas de masa brisa.

miércoles, 7 de mayo de 2014

Red Velvet Layer Cake para Sonia

    Desde que mis hijos probaron la receta de Red Velvet de Tere no quieren una tarta que no sea esa. Así que en el cumpleaños de Sonia, antes de preguntar siquiera que tarta quería que la hiciera, ya tenía la receta a mano y los ingredientes preparados, jejjeje. Esta vez la hice en versión layer, o sea una tarta de varios pisos.


    Este mes la anfitriona del reto¡Qué rico, mamá! es Biljana de "Mis dulces joyas"


    Ella nos ha propuesto hacer tartas festivas así que que mejor tarta festiva que la de un cumpleaños...


    Ingredientes :
  • 125 g de harina
  • 150 g de azúcar
  • 1/2 cucharada de cacao en polvo (usé Valor)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de vinagre blanco (le puse de manzana)
  • 1 huevo
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 200 ml de buttermilk
  • Colorante rojo
 
    Para la crema de queso
  • 60 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 125 g de queso crema
  • 300 g de azúcar glass
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
    Precalentar el horno a 180º C.
    Poner en un bol todos los ingredientes secos y remover. Hacer un hueco en el centro.
    Mezclar en otro bol los líquidos y verter dentro del hueco que hemos hecho en los ingredientes secos. Añadir el colorante y unir hasta que la mezcla esté perfectamente integrada.
    Verter en un 2 moldes engrasados de 18 cm de diámetro y, hornear a media altura, durante unos 20 minutos hasta que al pinchar con una aguja esta salga limpia.
    Sacar del horno y dejar reposar 10 minutos antes de desmoldar.
    Dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.
    Para hacer la crema de queso todos los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente.
    Batir la mantequilla hasta que esté cremosa, añadir el azúcar glass en varias tandas y seguir batiendo hasta que esté integrado.
    Añadir el queso y el extracto y seguir batiendo hasta que esté bien mezclado.
    Poner la mezcla en una manga con boquilla de estrella para que se reparta mejor. Refrigerar
    Cuando estén bien fríos, cortar los bizcochos por la mitad y retirar el copete que les haya podido salir en la parte de arriba para que queden rectos.
    Poner una capa sobre el plato de servir y rellenar, con ayuda de la manga. Cubrir con otro bizcocho y repetir hasta acabar con los bizcochos. Extender el resto de la crema por encima y espolvorear con los recortes que hayamos cortado y que previamente habremos desmigado.


    Refrigerar hasta que vayamos a servir la tarta. Y ya solo queda prepararse para disfrutar de lo lindo.


sábado, 3 de mayo de 2014

Pizzas con la masa de cerveza negra y manteca de cerdo de Daniel Jordà

    El mes pasado no me dio tiempo a participar en algunos retos así que este no me los podía perder. Ilusa de mí, mi ordenador decidió por cuenta propia que no quería reconocer las fotos de mi cámara y he tardado unos cuantos días en poder ponerlo todo en orden. De todas formas, aunque ya estén fuera de plazo, voy a ir publicando cada reto que tenía preparado.
    Cuando las chicas de "Bake the world" nos invitaron a preparar masa para pizza casi me da un yuyu, jejjeje. No, en serio, ya tenía una receta de masa de pizza en el blog y es la que, después de muchas muchas pruebas, nos gusta más a todos en casa... hasta ahora, jejjeje.
    Empecé a mirar en diferentes sitios nuevas propuestas, sin mucho convencimiento todo hay que decirlo, y entonces descubrí esta maravilla en el libro "Panes Creativos" de Daniel Jordà.


    La masa original está hecha con mantequilla y agua pero entre las variaciones que propone es donde nos invita a preparar la masa cambiando el agua por cerveza negra y, al más puro estilo de la Campania italiana, la mantequilla por manteca de cerdo .
    El resultado es una masa con un sabor incomparable que se ha ganado quedarse en esta casa en el primer puesto del ranking desbancando por goleada a la que preparaba antes. Esta masa tiene infinitamente más sabor.
    Ingredientes :
  • 500 g de harina (puse harina normal)
  • 250 g de cerveza negra
  • 30 g de manteca de cerdo ibérica
  • 28 g de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 10 g de sal
  • 10 g de levadura fresca
    Todos los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente.
    En realidad la receta original solo lleva 20 g de aceite pero a mi se me fue la mano y no pude retirar lo que me sobraba... eso me pasa por no tener pesados y preparados los ingredientes con anterioridad, qué se le va a hacer??
    Mezclar todos los ingredientes en un bol, menos la manteca, hasta conseguir una masa homogénea. Agregar la manteca y amasar hasta que esté integrada por completo. Realizar un plegado y dejar reposar 10 minutos. Repetir el proceso de plegados - reposos tres o cuatro veces más hasta que la masa esté elástica.
    Dividir la masa en dos o tres trozos y estirar, con ayuda de un rodillo, en una superficie bien enharinada, hasta darle la forma deseada.
    Poner cada base en una placa de horno, cubierta de papel, y dejar reposar durante 15 minutos.
    Pinchar toda la base con un tenedor ,para que durante la cocción no se hinche, y distribuir los ingredientes elegidos.
    Cocer en el horno precalentado a 250º C ,a media altura, de 12 a 15 minutos, hasta que la masa esté dorada y el relleno burbujeante.


    Cortar en porciones y servir de inmediato.


    Con esta cantidad de masa me han salido 3 pizzas medianas. En todas la base está cubierta con salsa de tomate y espolvoreada con orégano seco.


    Pizza de 6 quesos (emmental, cheddar, gouda, curado, gorgonzola y mozzarella) y aceitunas rellenas de anchoa


    Pizza de cheddar, jamón, bacon, mozzarella, aceitunas rellenas de anchoa y cebolla morada


    Mini- pizzas napolitanas de mozzarella, anchoas y aceitunas negras

    De esta última no tengo foto de ella horneada, se la llevé a mis compañeros de trabajo y no llegué a tiempo para hacerle la foto, jejjeje, está es la mejor de las señales ¿a qué si?

domingo, 27 de abril de 2014

Huevos encajonados

    Otra vez nos hemos calzado la media en la cabeza para asaltar esta vez el blog de Libia, pero esta vez me he llevado una ayudante, jejjeje. Si, señores y señoras, este mes el asalto lo he perpetrado en compañía de mi peque, de hecho Sonia ha sido la que ha elegido el asalto... y es que los huevos son una de sus comidas preferidas así que lo tuvo claro nada más que descubrió la receta.


    Su receta (pincha aquí) es un poco más sencilla que la que Yo os traigo pero ya sabéis que soy absolutamente incapaz de dejar una receta tal cual sin darle mi toque, jejjeje.
    Ingredientes (por cada huevo) :
  • 1 huevo
  • 1 rebanada de pan de molde
  • Sal
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Tomate en polvo
  • Cebolla frita crujiente
    La forma de hacerlo es tan sencillo como parece, hasta un niño puede hacerlo, siempre teniendo todas las precauciones posibles al utilizar el fuego claro está.
    Con ayuda de un cortador de galleta redondo, un vaso o lo que tengáis a mano con esa forma, hacer un hueco en el medio de la rebanada de pan. El agujero debe ser lo suficientemente grande para que la yema del huevo quede algo holgada, ya que de esta manera se hará antes la clara.
    Poner una sartén al fuego con un poquito de aceite y, cuando esté muy caliente poner encima la rebanada de pan y el redondel que habéis sacado con el cortador.
    Cuando estén dorados dar la vuelta para que ambos se tuesten por el otro lado. Echar el huevo en el agujero de la rebanada de pan y dejar que se cuaje del todo la clara.
 

    En casa nos gusta bastante poco cuajado así que la yema se puede untar de maravilla.
    Espolvorear con un poco de sal, tomate en polvo (Yo uso de la marca HomeChef) y cebolla frita crujiente.
    Servir de inmediato, para que no se enfríe, acompañado del agujero frito del pan, y prepararos para mojar y saborear unos de los placeres más divinos de la gastronomía popular... ñam ñam ñam!!!
    La idea de la cebolla frita es de mi Sonia que últimamente le ha dado por ponerla en muchos de los platos que preparo.


    Las fotos este mes no han quedado como a mi me hubiera gustado pero eso es lo que pasa cuando lo dejas para última hora y haces el plato a un par de días del momento del asalto, jejjeje, pero este reto de Conxy me gusta tanto y es tan divertido que no quería dejar de participar.
    Prometo que los demás meses volveré a mi cauce y no lo dejaré para última hora... palabra de honor.

sábado, 12 de abril de 2014

Colcannon

    Si tenemos en cuenta que el ferrocarril ha marcado en gran manera mi vida e Irlanda me robó el corazón cuando la descubrí, no podía elegir una película que no fuera esta, ni un plato más tradicional que este, para participar en la #cocinadecine del tercer aniversario de April's kitch.


    Esta historia comienza en una estación de ferrocarril, como muchas otras historias, pero esta estación se encuentra en Irlanda, en el condado de Inisfree. A ese precioso lugar, Cong, fue donde regresó Sean Thornton (John Wayne), allí fue donde descubrió a Mary Kate Danaher (Maureen O'Hara), allí fue donde se enamoraron y vivieron su eterna historia de amor, una historia que hasta llegó a conmover a un extraterrestre unos cuantos años más tarde. Por supuesto esa película no podía ser otra que The Quiet Man (El hombre tranquilo) de John Ford.
 

    Gran película de 1952 que consiguió 2 Oscar (mejor director y mejor fotografía de color) de las 7 nominaciones a las que optaba, fue nominada a los Globos de Oro como mejor director y mejor banda sonora y obtuvo también el National Board of Review a la mejor película y el Premio OCIC en Venecia.

    No me cabe en la cabeza una comida más adecuada y que represente mejor lo que debía preparar Mary Kate a su amado Sean que un plato de colcannon acompañado de bacon y salchichas, así como tampoco me puedo imaginar que en la mesa faltara una buena jarra de Guinness y unas cuantas rosas cortadas de esas que plantó Sean a su llegada, las mismas que recordaba que cuidaba su madre antes de marchar a los Estados Unidos.


    Ingredientes :
  • 400 g de patatas medianas peladas
  • 200 g de repollo troceado
  • 60 g de mantequilla
  • 1 cebolleta grande picada
  • 1/2 vaso de leche caliente
  • 75 g de bacon ahumado
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • 1 cucharadita de semillas de hinojo
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
    Pelar y cortar las patatas en trozos. Cocer hasta que estén tiernas, unos 15 minutos.
    Cocer aparte el repollo durante 10 minutos. Escurrir
    Escurrir y machacar las patatas con un tenedor. 
    Derretir la mantequilla y dorar en ella el bacon cortado en trozos. Añadir el repollo cocido junto con la cebolleta y saltear durante unos 2 minutos.
    Agregar el puré y mezclar. Verter la leche y remover hasta que la mezcla resulte cremosa. Salpimentar.
    Espolvorear con el perejil y las semillas de hinojo.


    Las semillas de hinojo no forman parte de la receta tradicional pero es una muy buena manera de contrarrestar los efectos flatulentos del repollo.
    Espero que mi aportación sea del agrado de Mon, ya solo me queda felicitarla por estos 3 años y desearla que cumpla muchos muchos más... y que nosotros lo podamos ver. Aquí os dejo el logo de este tercer aniversario.